Exclusión de las letras “ch” y “ll” del abecedario.
El cambio obedece a la tendencia de contar con letras únicas, tal como sucede en otros idiomas. Implica que, a partir de ahora, encontraremos las palabras que comienzan con ‘ch’ y con ‘ll’ en dentro de la letra ‘c’ y de la letra ‘l’ respectivamente.