Ruanda es la forma adaptada a la ortografía y pronunciación españolas del nombre de este país centroafricano, según indica el Diccionario panhispánico de dudas.

Por tanto, en ejemplos como: «Serán las segundas elecciones presidenciales en Rwanda desde el genocidio de 1994» o «El Partido Verde Democrático aún no se ha registrado para las elecciones presidenciales en Rwanda», lo adecuado hubiera sido emplear Ruanda.

Se recuerda también que su gentilicio es ruandés.