Poliomielitis, y no poliomelitis, es el término correcto para referirse a la enfermedad producida por los poliovirus, que provocan una lesión de la médula espinal y deterioro grave y parálisis en algunos músculos.

El término poliomielitis proviene del griego πολιός (‘gris’), µυελός (médula) e -itis, por lo que lo apropiado es mantener la i.

Por su parte, el Diccionario panhispánico de dudas explica que no es correcta la forma poliomelitis y recuerda que tanto poliomielitis como su acortamiento polio son femeninos: la poliomielitis o la polio.

Así pues, en las frases «Bill Gates y Carlos Slim se unen para erradicar la poliomelitis» o en «Los programas de vacunación contra la poliomelitis cumplen 50 años», lo apropiado habría sido escribir poliomielitis.