La Media Luna Roja es una institución internacional dedicada a promover la ayuda humanitaria y sanitaria, por lo que es aconsejable que sus iniciales se escriban en mayúscula; en cambio, la expresión media luna, cuando alude al símbolo que se relaciona generalmente con los países musulmanes, es un nombre común y lo adecuado es escribirlo con minúscula.

En ocasiones, las noticias incluyen frases como «Atacan a la media luna roja en Siria» o «La Media Luna convivió durante mucho tiempo con otros símbolos».

La Ortografía establece que los nombres de instituciones son nombres propios, de manera que lo apropiado es escribir sus iniciales con mayúscula, mientras que para los nombres que designan conceptos y entes del ámbito religioso se aconseja el uso de la minúscula inicial.

Así, habría sido preferible escribir los ejemplos anteriores de la siguiente manera: «Atacan a la Media Luna Roja en Siria» y «La media luna convivió durante mucho tiempo con otros símbolos», pues el primero se refiere a la organización y el segundo al símbolo.