Se recomienda mareomotriz como adjetivo compuesto para referirse al movimiento de las mareas.

Por regla general, las palabras compuestas por dos adjetivos modifican el primero adoptando una variante terminada en -o, como en maxilar + facial > maxilofacial; bucal + dental > bucodental. Por tanto, la forma mareo-, derivada del adjetivo mareal (‘perteneciente o relativo a las mareas’), se ajusta a las pautas habituales de este tipo de compuestos.

En los medios de comunicación se encuentran oraciones como «Es el momento de que nuestro país comience a ver otras opciones de energía, tales como la energía eólica, fotovoltaica, fototérmica, hidráulica o maremotriz»

Sin embargo, de acuerdo con el Diccionario español de la energía, habría sido preferible optar por mareomotriz para denominar a la energía obtenida mediante el aprovechamiento de las subidas y bajadas (pleamar y bajamar) del agua en los mares.