La expresión habida cuenta siempre va seguida de un complemento con la preposición de.

Sin embargo, en los medios de comunicación encontramos frases como «Habida cuenta que este culebrón en entregas domina la vida política» o «La responsabilidad de tipo penal podría recaer sobre este, habida cuenta que tal sujeto no goza de la inmunidad bajo cita».

La expresión habida cuenta de puede ir seguida tanto de un sustantivo como de una oración encabezada por que, pero no es adecuado en ninguno de los dos casos omitir la preposición de, como explica el Diccionario panhispánico de dudas.

Por lo tanto, en los ejemplos anteriores lo adecuado habría sido escribir «Habida cuenta de que este culebrón en entregas domina la vida política» y «La responsabilidad de tipo penal podría recaer sobre este, habida cuenta de que tal sujeto no goza de la inmunidad bajo cita».