Los términos genético, génico y genómico no significan lo mismo, por lo que no pueden utilizarse como sinónimos, como se aclara en el Diccionario de términos médicos de la Real Academia Nacional de Medicina (España).

El término genético se utiliza cuando se hace referencia a la genética; génico, cuando se aplica a lo relativo a los genes, y genómico, a lo relativo al genoma.

Según el Diccionario académico, que también registra los tres términos, genético es lo ‘perteneciente o relativo a la genética’, entendiendo la genética como la parte de la biología que trata de la herencia y de lo relacionado con ella. Por ejemplo, en la noticia «El origen genético de los europeos actuales se remonta a tres poblaciones ancestrales» se habla de la herencia genética de la población europea.

El mismo diccionario se refiere a génico como algo ‘perteneciente o relativo a los genes’. Ejemplo de ello es su uso en el contexto de «Los científicos mexicanos buscan garantizar el flujo génico mediante la convivencia de las dos especies en la misma zona», en el que se hace referencia a los genes que podrán desplazarse de una población a otra.

Asimismo, la Academia define genómico como lo ‘perteneciente o relativo a la genómica’, especialidad dedicada al estudio del genoma —que para el Diccionario de términos médicos es la ‘dotación total de los genes presentes en una célula, […] que constituye el material genético hereditario’—: «Un estudio genómico desvela más de 300 mutaciones del ébola».

Con motivo del último estudio en el que se especifica cuál es el origen genético de los habitantes de Europa, es frecuente encontrar en los medios de comunicación ejemplos en los que estas palabras se intercambian a pesar de no ser equivalentes. Por lo tanto, tal y como demuestran los anteriores ejemplos, se recomienda no utilizar estos términos como sinónimos, ya que encierran significados distintos.