El término adecuado para referirse a una persona que mata a su hermano es fratricida. Con la r tanto delante de la a como de la i, según figura en el Diccionario académico.

Sin embargo, en los medios de comunicación aparecen con mucha frecuencia noticias en las que se usan las siguientes formas: «El presunto fraticida se encontraba en tratamiento psicológico» o «La madre del presunto fatricida aseguró que el procesado engañó a la víctima».

En estas oraciones, se debería haber optado por: «El presunto fratricida se encontraba en tratamiento psicológico» o «La madre del presunto fratricida aseguró que el procesado engañó a la víctima».