Ex primera ministra, no exprimera ministra ni ex primer ministra, es la forma adecuada de referirse a Margaret Thatcher, fallecida a los 87 años.

Aunque la Ortografía de la lengua española señala que la norma general es escribir el prefijo ex- unido a la palabra siguiente (el exjugador, el exministro…), explica también que existen algunas excepciones en las que va separado.

Una de ellas es cuando a ese prefijo le siguen varias palabras que juntas tienen un significado unitario, como en ex hombre de confianza, ex jefes de Estado o, como en este caso, ex primera ministra.

Así en frases como «Murió la exprimera ministra Margaret Thatcher» o «La ex primer ministra británica muere a consecuencia de un infarto cerebral» lo adecuado habría sido escribir «Murió la ex primera ministra Margaret Thatcher» o «La ex primera ministra británica muere a consecuencia de un infarto cerebral».

En estas informaciones también ha aparecido el término premier, que se aplica con frecuencia a los primeros ministros del Reino Unido; es un anglicismo superfluo, que puede sustituirse por los equivalentes españoles primer ministro o primera ministra, como señala el Diccionario panhispánico de dudas.

Por otra parte, la Ortografía señala que los apodos y alias que se utilizan acompañando a un nombre propio o en sustitución de este, como Dama de Hierro, se escriben con inicial mayúscula y sin cursivas ni entre comillas, a no ser que se intercalen entre el nombre y apellido reales de la persona (Ernesto «Che» Guevara).