La expresión el reciente ganador es la adecuada, tal como indica el Diccionario panhispánico de dudas, en lugar de el recién ganador, para referirse a aquella persona que acaba de resultar vencedora en unas elecciones, juegos, premios o competiciones.

Sin embargo, en los medios de comunicación pueden encontrarse frases como «Pedro Sánchez, el recién ganador de la votación, tendrá que enfrentarse a varios retos para lograr la estabilidad del núcleo socialista» o «Miles de alemanes reciben en Berlín a la recién ganadora del Mundial».

El adverbio recién se emplea con el significado de ‘poco tiempo antes, hace muy poco’ antepuesto a participios (recien hecho, recién nacido) y, en América, delante o detrás de verbos en forma personal (recién llego). Aparte, también en América se utiliza con el sentido de ‘justamente, únicamente’ (recién hoy).

De acuerdo con la Academia, en cambio, no es apropiado utilizar recién como adjetivo antepuesto a un sustantivo, uso inadecuado que puede encontrarse en los medios con diversos nombres: el recién presidente, el recién fichaje, el recién congresista…, donde lo adecuado en todos los casos es escribir reciente.

Así pues, en los ejemplos anteriores lo apropiado habría sido escribir «Pedro Sánchez, el reciente ganador de la votación, tendrá que enfrentarse a varios retos para lograr la estabilidad del núcleo socialista» y «Miles de alemanes reciben en Berlín a la reciente ganadora del Mundial».