La palabra vacante hace referencia a un espacio o puesto laboral que está sin ocupar, esta acepción es su uso más cotidiano. Por ejemplo: “La vacante que dejó Pablo al marcharse aún no ha sido ocupada”

También se puede emplear este término para referirse al tiempo que duran las vacaciones, por ejemplo: “estaré un mes vacante”

Por su parte bacante, aunque menos usada, también existe. Este término hace referencia a las fiestas celebradas en la antigua Roma en honor al dios Baco, las bacanales.

Bacante es la mujer que celebra las fiestas bacanales, aunque también puede hacer referencia como una acepción que se deriva de los orígenes del término, a una mujer ebria. Por ejemplo: “Ella es una bacante, siempre está en todas las fiestas”

Después de conocer el significado de ambos términos, ya sabrás que si quieres hablar de un puesto o lugar que ha quedado disponible, o de las vacaciones, la palabra correcta a usar es vacante.