La grafía del sustantivo que alude a los ataques a través de las redes informáticas es ciberataque, no cíber ataque ni cíber-ataque.

En los medios de comunicación es frecuente encontrar grafías alternativas a ciberataque: «Apple, víctima de ciber-ataque» o «Facebook denuncia ciber ataque», donde lo apropiado habría sido escribir ciberataque.

En efecto, ciberataque, en una sola palabra y sin guion intermedio, es un término bien construido, respetuoso con las normas de la Ortografía de la lengua española, creado a partir del prefijo ciber-, elemento compositivo de numerosas voces relacionadas con la informática y la realidad virtual, como cibercafé, cibercomercio, cibercultura, ciberdinero, ciberespacio, cibertienda, ciberguerra o cibersexo.