La locución de cara a (en España también cara a) se emplea con los significados de ‘en dirección a’, ‘con vistas a’ y, de acuerdo con la Nueva gramática de la lengua española, ‘en relación con’.

Pese a que el Diccionario panhispánico de dudas consideraba inapropiado el uso de de cara a con los significados de ‘ante’ y ‘en relación con’, la Gramática académica indica que esta locución puede expresar contenido puramente relacional.

Así pues, frases como «De cara a los votantes, ha mejorado su imagen» o «La actitud del Gobierno de cara a los sindicatos ha sido intransigente», consideradas incorrectas tradicionalmente, resultan admisibles de acuerdo con la última Gramática; ello no impide, como es lógico, optar por redacciones alternativas: «Ha mejorado su imagen ante los votantes» o «La actitud del Gobierno en relación con los sindicatos ha sido intransigente».

Se recomienda, en cualquier caso, suprimir la locución de cara a cuando resulte innecesaria, circunstancia habitual en las informaciones meteorológicas: «Un frente frío afectará al centro peninsular de cara a la jornada de hoy», «De cara a la noche los chubascos vendrán acompañados de fenómenos tormentosos» o «De cara a principio de mes comenzaron a registrarse temperaturas más frías»

En estos tres casos habría sido preferible omitir de cara a, que oscurece el significado de las frases, y decir sencillamente: «Un frente frío afectará hoy al centro peninsular», «Por la noche los chubascos vendrán acompañados de fenómenos tormentosos» y «A principio de mes comenzaron a registrarse temperaturas más frías».