Autodidacta y autodidacto son formas igualmente válidas para el género masculino.

Existe cierta vacilación al elegir la forma masculina del adjetivo autodidacta: «Carlos Sierra (1943) es un pintor autodidacto» y «Autodidacta y apasionado, el diseñador dio el salto al mundo de la moda».

Ello se debe a que, tal y como señala el Diccionario panhispánico de dudas, tradicionalmente ha sido un adjetivo de dos terminaciones (un joven autodidacto, una joven autodidacta), aunque en la actualidad sea más frecuente usar también la forma autodidacta para el masculino (un joven autodidacta).

Los dos ejemplos anteriores, por tanto, pueden considerarse igualmente apropiados.