El término arrancar es preferible a galicismo demarrar.

Es frecuente encontrar en los medios de comunicación ejemplos como «Hoy ha decidido demarrar a la antigua usanza, en la base del puerto, aprovechando un movimiento de Sergio Godoy, del equipo local» o «El alavés Ruiz de Larrínaga demarró en la arena y sacó unos metros a sus compañeros».

Aunque el Diccionario académico recoge el término demarrar , se recomienda no abusar de este verbo al tratarse de un calco innecesario del francés. En español tenemos, según los casos, otros verbos para hacer referencia a esa misma acción. Cuando se trata de motores, especialmente de automóviles, demarrar y demarraje pueden sustituirse por arrancar y arranque.

En las noticias de competiciones deportivas de velocidad (carreras de atletismo o ciclistas) es frecuente utilizar el verbo demarrar con el significado de ‘arrancar con rapidez y por sorpresa’. En esos casos, se recomienda emplear términos como arrancar, y en el caso de demarraje podrá optarse por arrancada, pues ambos llevan implícito el sentido de de repente. También son válidas las opciones acelerar y acelerón.

Así, en los ejemplos anteriores habría sido preferible escribir «Hoy ha decidido arrancar a la antigua usanza, en la base del puerto, aprovechando un movimiento de Sergio Godoy, del equipo local» o «El alavés Ruiz de Larrínaga aceleró en la arena y sacó unos metros a sus compañeros».