En el lenguaje jurídico, apelar y recurrir se emplean como sinónimos con el significado ‘acudir a una autoridad superior para que revoque o enmiende una decisión considerada injusta’.

Su uso está sujeto a vacilaciones, como se refleja en las siguientes frases, tomadas de distintos medios de comunicación: «Breivik no apelará la sentencia», «La Procuraduría apeló contra la sentencia de Julio Gómez», «Samsung planea recurrir el fallo del tribunal de EE. UU.» y «El equipo Pons recurrirá contra la absolución de Marc Márquez».

Ello se debe, tal y como señala el Dicionario panhispánico de dudas, a que apelar y recurrir son dos verbos que se pueden usar como transitivos («Apeló/recurrió la sentencia») y como intransitivos con un complemento introducido por contra: «Apeló/recurrió contra la sentencia». Aunque más raramente, apelar también se emplea con la preposición de: «Apeló de la sentencia».

Todos los ejemplos anteriores, por tanto, pueden considerarse apropiados.