Cuando el artículo es parte de un nombre propio, lo apropiado es no formar contracción: a El Cairo y de El Cairo, no al Cairo ni del Cairo.

Sin embargo, frases como las siguientes se encuentran en ocasiones en los medios de comunicación: «Kerry pedirá un gobierno dialogante en su visita sorpresa al Cairo», «Falleció Isidoro Álvarez, presidente del Corte Inglés», «Último entrenamiento de la Tri antes de trasladarse al Salvador» o «Las calles del Cairo se llenaron de miles de partidarios del nuevo presidente».

Tal y como señala el Diccionario panhispánico de dudas, las contracciones al (a el) y del (de el) no se producen en la escritura si el artículo el forma parte de un nombre propio y se escribe con mayúscula.

Por tanto, en los ejemplos anteriores lo adecuado habría sido escribir «Kerry pedirá un gobierno dialogante en su visita sorpresa a El Cairo», «Falleció Isidoro Álvarez, presidente de El Corte Inglés» «Último entrenamiento de la Tri antes de trasladarse al Salvador» y «Las calles de El Cairo se llenaron de miles de partidarios del nuevo presidente».