La expresión a cuál más, en frases como «Tenía la sala llena de cuadros, a cuál más original», no admite la interposición del adjetivo cada entre a y más(«[…] a cada cuál más original»), tal como recoge el Diccionario panhispánico de dudas.

Sin embargo, se pueden ver en los medios frases como «El Gobierno de Mariano Rajoy ha recibido dos herencias, a cada cuál más envenenada», «Por delante tiene tres derbis regionales, a cada cuál más complicado», cuando lo apropiado hubiera sido escribir «El Gobierno de Mariano Rajoy ha recibido dos herencias, a cuál más envenenada» y «Por delante tiene tres derbis regionales, a cuál más complicado».

Hay que señalar, además, que a pesar de que el pronombre cuál es tónico, al haber perdido en la locución su valor interrogativo se escribe frecuentemente sin tilde, a cual más, forma admitida por las Academias.