Las locuciones a condición de y con la condición de introducen la expresión de una condición y se construyen siempre con la preposición de.

Así, son frecuentes en los medios de comunicación frases como «El político socialdemócrata planteó la posibilidad de dar apoyo externo a un Gobierno en minoría a condición que mantenga al país en la moneda única» o «Le ofreció jugar un año más como profesional en el cuadro londinense con la condición que pertenezca a su comando técnico en el 2015».

Cuando las expresiones a condición de y con la condición de van seguidas de una oración introducida por que, existe cierta tendencia a suprimir la preposición de, dando origen a un caso de queísmo. Sin embargo, la preposición de debe mantenerse en todos los casos, tal y como se recoge en el Diccionario panhispánico de dudas.

Por lo tanto, lo adecuado en este caso hubiera sido decir «El político socialdemócrata planteó la posibilidad de dar apoyo externo a un Gobierno en minoría a condición de que mantenga al país en la moneda única» y «Le ofreció jugar un año más como profesional en el cuadro londinense con la condición de que pertenezca a su comando técnico en el 2015».