Adjetivo

Los adjetivos son las palabras que se adjuntan directamente a un sustantivo especificando o explicando algo de él.
El adjetivo es aquella palabra que forma parte de la oración y que tiene por función principal modificar al sustantivo y concuerda con este en número y género.
Ejemplos de adjetivos:
Su automóvil viejo le ha servido para viajar a casa de tus tíos.
Estoy muy alegre con tu visita.
Mis nuevas mascotas.
Tanto viejo como alegre agregan al sustantivo que acompañan una nueva característica.

Tipos de adjetivos: 

Existen varios tipos de adjetivos tales como los calificativos, los demostrativos, los adjetivos indefinidos, los numerales, y muchos más, los cuales modifican al nombre de una determinada manera.

Los adjetivos: Sentido estricto y amplio del término.

La Nueva gramática de la lengua española señala que el adjetivo puede entenderse en dos aspectos, los cuales son:
Sentido amplio: Es la forma que tradicionalmente se interpreta la función del adjetivo. Es decir, en su característica de modificador del nombre y que debe concordar con este en género y número.

Ejemplo:  Aquella casa nueva está rodeada de árboles hermosos , también sus

Cada una de las palabras en cursiva pertenece a una clase concreta de adjetivos.
Por ejemplo, el término aquella es un adjetivo determinativo, en tanto que palabras como nueva o hermosos , constituyen adjetivos calificativos .

Sentido restrictivo: El sentido restrictivo del adjetivo sostiene que términos como aquellas o sus, ya no forman parte del grupo adjetival. Dichas palabras pertenecerían exclusivamente denominado como los determinantes.

La función del adjetivo

Como se afirma en la definición, el adjetivo tiene por función principal la de modificar al sustantivo. Y al mismo tiempo que lo modifica, concuerda con este en número y género.
Sin embargo, también algunas veces el adjetivo puede alterar a un pronombre .
Por ejemplo, “ Algo malo está pensando esa persona”. Algo es un pronombre indefinido que está siendo modificado por el adjetivo calificativo malo .
Tienen a su vez la función de ser atributo cuando la modificación que introduce al nombre se realiza mediante el empleo de un verbo copulativo (ser, estar, semejar, resultar, parecer)

Ejemplo:
Juan está nervioso .
Su carácter parece amigable .
Todo resultó excelente .

Concordancia en género y número.

Todo adjetivo concuerda con el género del sustantivo al que acompaña.
Ejemplos: auto caro.
Mochilas caras.
Ropa nueva .
Pantalones nuevos .
Sin embargo, algunos adjetivos son invariables en su género, como por ejemplo, aquellos que terminan en a o e .
Ejemplos:
Mesa grande .
Pantalones grandes .
Personas inteligentes .
Hombres inteligentes .

Tipos de adjetivos acorde a la nueva gramática de la lengua española.

La gramática de la lengua española divide a los adjetivos en dos grandes grupos, los cuales son: los adjetivos restrictivos y los no restrictivos.

Adjetivos restrictivos: Se los llama restrictivos porque los mismos limitan o restringen la característica o sentido que puede tener un sustantivo.
Por ejemplo, al decir, carpeta roja, la función del adjetivo es la de excluir a todas las otras carpetas que no son del color rojo. Es por ello que este grupo adjetival tiene el carácter de restrictivo.

Adjetivos no restrictivos: Los adjetivos de este grupo generalmente se encuentran en una posición anterior al sustantivo.
Ejemplo: excelente mascota.
El adjetivo excelente tiene la función de un modificador no restrictivo ya que no establece estrictamente un subtipo de mascotas, como ocurre en el anterior ejemplo de las carpetas rojas.
Adjetivos graduales: Los adjetivos graduales es un gran grupo adjetival que incluso comprende varios adverbios de grado, tales como, muy, poco, bastante, harto.
Se llaman graduales porque expresan la idea de cuantificación o grado.
Al decir “esta revista es poco interesante” se está expresando concretamente qué grado de interés posee dicha revista. En este caso, se trata de un grado diminutivo, ya que es un poco y no muy interesante.
Adjetivos no graduales: A este grupo pertenecen mayormente los adjetivos comparativos como por ejemplo: igual, tan, menos.
Es lo contrario a los graduales porque los mismos no están queriendo otorgar al adjetivo cierto grado de cuantificación. Sino que simplemente, se establece una relación de comparación.
Ejemplo:
Eres más listo que Juan.
Adjetivos de grado extremo: Son denominados también como elativos o superlativos absolutos. Son similares a los adjetivos graduales en cuanto a la expresión de cuantificación.
Sin embargo, como el nombre lo indica, a este grupo pertenecen concretamente otros adjetivos de grado, tales como aquellos formados por los prefijos re-, requete-, super-, hiper-, mega- o ultra- y por los sufijos ísimo o –érrimo. Los mismos se denominan elativos morfológicos.
Ejemplos:
Ella tiene una habilidad buenísima.
Su maletín es ultraligero.
Tiene un auto supercaro.
Sin embargo, también se encuentran los adjetivos dentro de esta clasificación que no poseen algunos de estos prefijos o sufijos. Por ejemplo, palabras como brutal, colosal, enorme, maravilloso, increíble, ínfimo, inmenso, perverso. Estos adjetivos son denominados como elativos léxicos.
Adjetivos intersectivos: Intersectivo viene de intersección, que literalmente significa encuentro de dos líneas. Palabras como enano, alto, joven, los cuales al mismo tiempo son adjetivos calificativos también son adjetivos intersectivos en algunos casos.
Por ejemplo, al decir. Pintor enano, se produce una intersección porque se está expresando dos características: La primera, que una persona es pintor; la segunda, que esa persona es enana.
En la oración Juan es un profesor enano, el adjetivo calificativo enano es a su vez intersectivo.
Adjetivos no intersectivos: Constituyen la clase de adjetivos en los cuales no existe una unión de dos características independientes. Por ejemplo, Es un músico destacado.
Dicho enunciado, no está informando de que se trata de una persona que es músico y de que al mismo tiempo es destacado. Sino que, la misma solo habla de alguien que es destacado como músico.

Clasificación tradicional de los adjetivos.
La clasificación más conocida de los adjetivos es aquella que lo divide en dos grandes grupos, compuesto por: determinativos y calificativos.

Adjetivos calificativos:
Los adjetivos calificativos son aquellos que otorgan al sustantivo una determinada cualidad. Lo califica.
Ejemplos de adjetivos calificativos:
Persona mala.
Silla alta.
Mesa sucia.
Este tipo de adjetivo vuelve a subdividirse en los siguientes grupos:

Explicativos o epítetos: Indican una cualidad inherente o natural al nombre y suelen ir antes del mismo.
Ejemplo: fría nieve, verde hierba, colorada rosa.
Especificativos: Se trata de los adjetivos calificativos más comunes, ya que otorgan al sustantivo un carácter concreto. Se dice que son especificativos porque la intención es diferenciar al sustantivo de otros nombres que generalmente pertenecen al mismo grupo.
Ejemplo: cuaderno verde, persona alta, computadora rápida.

Adjetivos determinativos: Los adjetivos determinativos no califican al nombre, los mismos tienen por función especificar el alcance o sentido que puedan tener.
Ejemplos de adjetivos determinativos:
Esta silla.
Aquella mesa.
Mi casa.
Tres bolígrafos.
Tanto esta, aquella, mi, o tres son adjetivos determinativos que tienen por función indicar la posición, la cantidad o el orden o número del sustantivo al cual acompañan. Los determinativos vuelven a subdividirse en los siguientes grupos:

Adjetivos posesivos: Los mismos denotan la idea de posesión o pertenencia: Los adjetivos posesivos son: su, mío, tuyo, suyo, nuestro, vuestro, Ejemplos: Su computadora. Mis libros.
Adjetivos demostrativos: Expresan la noción de distancia. Puede tratarse de una distancia cercana (este, esta), media (ese, esa, esos) o lejana (aquel, aquella, aquellos) en relación al sustantivo.
Ejemplo de adjetivos demostrativos:
Aquella calle.
Esa máquina.
Adjetivos numerales: Son la clase de adjetivos que, al modificar al sustantivo, indican un número u orden.
Tres rosas.
Primer curso.
Quince velas.
Adjetivos indefinidos: Son un tipo de adjetivos que si bien limitan el sentido o la extensión del nombre, lo hace de una manera vaga.
En este grupo encontramos términos como algunos, pocos, cierto, cualquier, varios, demás, ambos, ninguno, entre otros.
Ejemplos de adjetivos indefinidos:
Algunos niños irán a la escuela.
Pocas veces vino a mi casa.